RankBrain, inteligencia artificial en las búsquedas de Google

RankBrain, inteligencia artificial en las búsquedas de Google

Google no se detiene y a todos los que nos dedicamos al SEO nos mantiene siempre alerta con sus algoritmos y sus actualizaciones.

Panda, Penguin o Hummingbird podrían ser los nuevos personajes de una aventura de Pixar, pero si estamos dentro de un blog de SEO, todos sabemos que se trata de algunos de los algoritmos más conocidos del buscador número uno.

Google quiere seguir mejorando la experiencia de los usuarios con su buscador y desde 2015 puso en marcha RankBrain, un sistema de inteligencia artificial que es capaz de aprender por sí mismo y relacionar conceptos que son ambiguos en el proceso de búsqueda.

¿Qué hace RankBrain?

RankBrain es inteligencia artificial aplicada a los resultados de búsqueda. Su tarea consiste en la interpretación de las palabras y frases que el usuario realiza en cada consulta con el fin de reconocer la intención del usuario, pero su particularidad es que, RankBrain, se apoya en técnicas de aprendizaje automático, es decir, es capaz de ir perfeccionándose por sí mismo a través de la experiencia, identificando patrones, tendencias y generar predicciones para mejorar en sus funciones.

Como decíamos, Google quiere mejorar la experiencia de sus usuarios y para ello, utiliza RankBrain para que interprete sus consultas y muestre aquellas web que más relación tienen con la voluntad del usuario.

Rankbrain ya no analiza cada palabra de forma aislada sino que interpreta la consulta en su sentido global, y más ahora que con las búsquedas por voz el usuario no se limita a decir una única palabra e incluye términos coloquiales.

RankBrain apela a su experiencia forjada en consultas anteriores, resuelve términos ambiguos o neologismos y escoge la respuesta que más se adecue a su interpretación.

RankBrain y Posicionamiento SEO

Las estrategias SEO basadas exclusivamente en palabras clave está quedándose obsoleta porque, entre otras cosas, los usuarios ya no buscan por una determinada palabra clave (ya no se busca por ejemplo: “posicionamiento SEO”, sino “empresa de SEO para mejorar en Google”).

¿Cómo posiciona ahora una web?, atendiendo a la semántica y al contenido relevante que ofrezca.

Ahora no depende tanto de que “machaquemos” un texto con la palabra clave que queramos posicionar, porque Google puede posicionarnos a través del uso de palabras relacionadas con el contexto.

Hasta ahora Google se había convertido en el ente todo poderoso al que sacrificar nuestros textos en busca de escalar puestos en su buscador, ahora, por fin, podemos volver a escribir textos de una forma más natural, por temáticas y enfocados al usuario porque Google va a “reconocer nuestras intenciones” y sabrá de qué estamos hablando al margen de especificar una palabra clave.

Si en un texto aparecen palabras como playa, arena, diversión, vacaciones, descanso o aventura está claro que se trata de una empresa de viajes que nos está ofreciendo un paquete vacacional.

A partir de ahora lo que debemos hacer en nuestra estrategia SEO es agrupar las palabras clave en campos temáticos que sirvan para elaborar textos de calidad y provistos de contenido.

Si queréis saber más sobre RankBrain y su relación con el SEO, os invitamos a que leáis el artículo Rankbrain: todo lo que debes saber de la última actualización importante de Google de @AndresKloster en Blogger3.0 en el que encontraréis un consejo tan bueno como el siguiente:

“Con RankBrain, para evitar canibalización SEO no basta con una sola página por cada keyword. Es necesario una sola página por cada intención de búsqueda”.

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.
Aceptar
Rechazar