Ventajas de tener una tienda online

Ventajas de tener una tienda online

El comercio online crece de forma desmesurada desde hace años aportando datos que conducen al optimismo y que impulsan al comercio tradicional a dar un salto online y formar parte de los beneficios que se obtienen a través de los ecommerces.

El mercado online parece moverse bajo sus propias reglas y establece patrones que podemos extraer para realizar campañas de venta más efectivas.

Abierto 24 horas

Una de las ventajas, precisamente, de tener una tienda online es que no se está sujeto a ningún horario restrictivo, se pueden recibir pedidos a cualquier hora del día o de la noche. Ese servicio indirecto de 24 horas permite unos márgenes mayores de beneficio.
Uno de los datos que puede sernos útil es el que expone Alberto González en Marketing4eCommerce sobre los días de la semana que más compras se realizan online.
ventajas de comprar online
En su artículo deja claro que el día elegido para realizar las compras vía internet es el Lunes, seguido muy de cerca del Jueves.

A diferencia del comercio tradicional las ventas no se circunscriben a los Viernes y Sábados, y es que la libertad de comprar a cualquier hora y prácticamente desde cualquier sitio ha cambiado la forma de adquirir lo que buscamos.

Menos gastos

Una tienda física conlleva una serie de gastos que, cuando se está empezando, pueden suponer una losa casi imposible de superar.

Gastos como tasas administrativas, impuestos, seguros, etc. requieren que se tenga un dinero extra para tal fin. Con las tiendas online, los gastos se minimizan en este sentido ayudando a un mejor “despegue” de la tienda.

Sin límites geográficos

Frente al comercio tradicional, tener una tienda online supone llegar a más gente independientemente de su área geográfica. No hay limitación de tiempo (abierto 24 horas) y podemos vender en todo el mundo, o, al menos, en todo el país.

Si bien estos tres puntos son motivos suficientes, junto con los datos que nos indican que las ventas en comercio electrónico aún no han tocado techo, hay algunos puntos que debéis tener en cuenta para que sea una buena idea apostar por el ecommerce:

Buena logística

Si tienes un buen producto, pero falla la distribución vas a tener un problema con tus clientes. Contrata una empresa de transporte fiable y rápida con la que atender la demanda de tus clientes en el menor tiempo posible.

Recuerda, que si el transporte falla, quien quedará mal serás tú y no la agencia de envíos, y lo más seguro es que pierdas a tu cliente.

Marca la diferencia

La competencia es tremenda en el mercado online y los usuarios, cómodamente sentados en su sillón se pueden pasar horas comparando precios, productos y servicios.

Si quieres que compren en tu web ofrece mejores precios, mejor servicio y mejor atención que la competencia porque al usuario le da igual comprar en un sitio u otro.

Si consigues que compre en tu web ya será más fácil que vuelva a recurrir a ti en las siguientes compras.

Precisamente una de las ventajas de tener una tienda online es que existen módulos que ayudan en la fidelización de los clientes.

Facilita la compra

Genera confianza al usuario haciendo que tu tienda online tenga el certificado de “web segura”.

Ofrece facilidades de pago: PayPal, contrareembolso, tarjeta de crédito…, y utiliza módulos que agilicen el momento de la compra como el One Page Checkout, que requiere de pocos datos para terminar el proceso de compra.

Además de estos pequeños apuntes sobre el comercio electrónico os recomendamos el artículo 4 claves para tener una buena tienda online si estáis pensando en comenzar con vuestro ecommerce.

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.
Aceptar
Rechazar